Los Incentivos perversos de los buenos políticos

Cuando un país enfrenta una crisis (una recesión, una amenaza externa, una catástrofe natural, una guerra civil, etc.), los votantes tienden a elegir los políticos que consideran más idóneos para resolver el problema. Churchill era para los británicos el líder más capaz de guiar al país ante la amenaza nazi en 1940; Roosevelt fue elegido en 1932 por ser el más indicado para sacar a Estados Unidos de la Gran Depresión. Thatcher llegó a ser Premier de Gran Bretaña por su posición beligerante contra un sindicalismo que tenía en jaque el gobierno de Edward Heath a finales de los setenta. Pasando a la historia reciente de nuestro vecindario, Fujimori y Uribe eran considerados en su momento (1990 y 2002 respectivamente) los líderes más aptos para enfrentar la amenaza insurgente, uno en Perú y el otro en Colombia. Ejemplos como estos abundan en la política...


Leer artículo completo en Foco Económico

Designed by Leopoldo Fergusson and Catalina Murcia Alejo