La trampa de los bienes públicos

A veces, la pobreza genera las condiciones para su propia reproducción. Por ejemplo, un individuo puede ser pobre porque no tiene acceso a crédito para perseguir sus emprendimientos. Al mismo tiempo, su pobreza explica su falta de crédito: como no tiene activos o un trabajo estable, los bancos no le prestan. La pobreza limita el crédito, y el límite de crédito engendra pobreza. Este conocido círculo vicioso o “trampa de pobreza” se puede dar a través de otros mecanismos.


Quiero proponer, en analogía con la trampa de pobreza, la siguiente hipótesis: en Colombia, y sospecho que en otros países de la región, estamos atrapados en una trampa similar con los bienes públicos. En esta trampa, hay una insuficiente oferta de bienes públicos porque hay una baja demanda por bienes públicos. Y la demanda por bienes públicos es muy floja, porque la oferta de bienes públicos es precaria...


Leer artículo completo en Foco Económico

Designed by Leopoldo Fergusson and Catalina Murcia Alejo