Designed by Leopoldo Fergusson and Catalina Murcia Alejo

Blowing in the wind

January 30, 2017

El fiscal (e) Jorge Perdomo afirmó en junio de 2016 que, en Colombia, el paramilitarismo ya no existe “como tal”. Hace apenas algunos días el Ministro de Defensa reiteró la sentencia, aunque lo hizo casi confesando que lo dice por estrategia, corresponda o no con la realidad: “aceptar eso es darle garantías políticas a quienes no las merecen”. Ojalá Villegas tenga razón, y la coyuntura colombiana nos lleve a un futuro donde nadie es asesinado por sus ideas o actividades políticas. Pero como el que no conoce su pasado está condenado a repetirlo, no está de más recordar que el nuestro no es muy alentador. 

 

En un trabajo reciente con Pablo Querubín, Nelson Ruiz, y Juan Fernando Vargas, estudiamos precisamente esa historia (The Real Winner’s Curse, Documento Cede 2017-5). Nuestro interés más general es comprender qué sucede cuando grupos tradicionalmente marginados logran acceder al poder político formal. Una posibilidad es que esto reduzca la tensión social y promueva la estabilidad. Pero otra es que quienes hayan estado acostumbrados a detentar el poder, amenazados en sus intereses y hegemonía por la entrada de estos grupos, se resistan violentamente...

 

Leer artículo completo en La Silla Vacía

Please reload