La ley de financiamiento: ¿“cómo voy yo” o “todos ponen”?

A pesar de los aciertos (y hay varios), las propuestas del gobierno se quedan cortas para lograr mayor equidad y para conseguir recursos adicionales. Lo peor, los regalos tributarios que mantienen un sistema con beneficios poco justificados, inequitativo, y que difícilmente conseguirá los recursos que se necesitan.

Continúe leyendo en El Espectador...

Designed by Leopoldo Fergusson and Catalina Murcia Alejo