¿Seguirá en firme? Los grandes desaciertos de la reforma tributaria, según experto

En esta entrevista con RCN discutimos junto con Marc Hofstetter sobre la pregunta por la progresividad del proyecto de Reforma Tributaria de Gustavo Petro. Si bien destaco tres grandes aciertos de la reforma, hay dos desaciertos de la reforma tributaria para los cuales deben hacerse ajustes, pues de lo contrario podría traer consecuencias importantes.


  1. "El primer desacierto es que si vamos a decirle a las personas que paguen más y que a las empresas se les van a quitar -si gozan- gabelas injustificadas, no podemos hacerlo sin además bajar la tasa general de impuestos a las empresas. La contrapartida, la otra cara de la moneda, de reducir exenciones tributarias, gabelas, descuentos, abusos de las zonas francas, etcétera, es que a los empresarios que hoy están pagando tasas excesivas les vamos a decir 'ya no estamos llenando de regalos a otras empresas, entonces a usted le podemos cobrar un poco menos'. La tasa tributaria en Colombia del 35% para las empresas es muy alta, entonces yo si creo que una mejora que puede tener esta reforma es quitar exenciones, pero al lado de eso, bajar la tasa que le aplica a las empresas en general. Del 35 a por lo menos el 32 y con una senda con la misión de llegar en unos años a 30. Puede ser gradual, pero me parece que es importante"

  2. El segundo desacierto, se concentra en el mensaje erróneo que se ha dado respecto a las personas que ganan más de 10 millones de pesos, pues hay quienes con ese dinero, tienen que sostener a familias numerosas o tienen necesidades importantes, por lo que ese sueldo no los convierte en ricos, como el gobierno lo quiere hacer ver. Frente a esto, "Yo hubiera preferido no entrar en la discusión en términos de 'el que gana más de 10 millones es rico y los que ganan menos son pobres entonces no pagan'. A mi me hubiera gustado plantear una estrategia de gradualidad. Decirles a todos los colombianos (empezando por los más ricos, pero yendo hacia el resto de la población) paguen para que funcionemos como Estado. Si tiene mucho dinero, le vamos a pedir más dinero. Ahora, su holgura financiera igual continuará. Esto no es expropiatorio, no son tasas altas comparadas con el resto del mundo. Y al que tiene menos ingresos le pedimos una cantidad modesta, y a otros que ganen aún menos, no se les va a pedir nada"

Puede leer la nota completa aquí. Y en esta nota complementaria puede encontrar los grandes aciertos que destaco del proyecto de reforma tributaria y por los cuales considero que es una buena apuesta del gobierno en materia de justicia fiscal.